viernes, 25 de abril de 2008

La raza Lovegood (Charlie/Luna: Desafío PPC)


La raza Lovegood

Charlie Weasley era un experto en su tema.

No por nada había decidido trasladarse a Rumania abandonando a su familia y novia para profundizar sus conocimientos acerca de aquella poderosa y salvaje especie de la cual se había enamorado: Los dragones.
¿Qué criatura más bella existe que un Antipodean Opaleye Neocelandés?
¿Qué causa más adrenalina que criar desde pequeño a un Cola de Cuerno Húngaro?
¿Qué mejor amigo y compañero de aventuras que el simpático Ridgeback Noruego?
Nada.
Nada se comparaba con aquello.
Nada se asimilaba a la satisfacción que sentía cada vez que lograba subyugar a un animal tan bárbaro y perspicaz como aquel...... el orgullo que tenía de cada callo y quemadura que adornaban sus manos....pues todas aquellas heridas tenían su historia que contar..... Charlie Weasley era un hombre que tenía muchas historias que contar.

Esa mañana, sin embargo, tendría que alejarse de sus mejores amigos con una fuerte opresión en el pecho. ¿Por qué? Porque durante siete días volvería a casa con lo que a él le gustaba denominar como su “familia humana”, ya que su pequeña hermanita, el retoño, cumpliría mayoría de edad mágica.
Tomó su traslador en forma de bota y llegó justo a las afueras de la casa, maldiciendo la imposibilidad de haber llegado volando encima de su queridísima Noberta. Suspiró profundamente antes de llamar a la puerta, que se abrió de inmediato con un gritito de emoción.
- ¡Charlie! – exclamó la cumpleañera, colgándose de su cuello - ¡No sabía que vendrías!
- ¿Tu crees que me perdería este gran evento? – preguntó estirándole una cajita de gran cinta escarlata en su tope - ¿Qué faltaría al festejo del nacimiento de mi hermana favorita?
- Soy tu única hermana – rió Ginny, tomando el regalo – A menos que consideres que Ron es niñita.
- Sólo cuando se trata de arañas.... pero no le digas – contestó bajito, guiñándole el ojo con complicidad.
- ¡Que bonito! – dijo ella al extraer de la caja un fino adorno de dragón tallado en cristal - ¡Gracias!

Ginny corrió hacia la cocina para mostrarle su obsequio al resto, y Charlie estaría detrás de ella (saludando a la tropa Weasley) si en ese momento alguien no hubiese tocado a la puerta con cinco golpes ritmicos. Bufó un poco exasperado antes de abrir...... ¡Cómo detestaba los tumultos!. A pesar de nacer en una familia numerosa y aclanada, el siempre había sido el solitario, y quizás por eso mismo, se había radicado en otro país teniendo vida social solo con los dragones que estaban a su cuidado.
- ¿Si? – esbozó al girar la manilla

Una rubia de apariencia graciosa y ojos saltones lo miraba desde el marco, sosteniendo un llamativo paquete amarillo de rayas verdes. Su vestimenta era algo inusual y bastante holgada, mientras que su cabello estaba algo desordenado.
- Supongo que vienes a ver a Ginny – dijo con amabilidad el pelirrojo, ante lo cual la invitada asintió en silencio– Pasa.
- Gracias - respondió con una voz cantarina, y dando pequeños saltitos entró al lugar - ¿Aún no llega nadie más?
- Nope – informó colocando su manos en los bolsillos.
- Tu debes ser Charlie ¿No?
- ¿Cómo lo sabes?
- Por tu apariencia, eres bastante musculoso.
- ¿Y..... y eso que tiene que ver? – preguntó algo extrañado por la tranquilidad de la chica para emitir esa clase de comentarios a quien recién viene conociendo.
- Ginny me dijo que tenía un hermano que trabajaba con Dragones, y no he visto otro Weasley con la musculatura necesaria para ello.
- Ah.....vale – esbozó desconcertado, sacudiéndose el cabello - Por cierto...¿Cual es tu nombre?
- Luna Lovegood.

Charlie no entendía porque aquella jovencita lo perturbara tanto en esos instantes....quizás era su multicolor forma de vestir ....quizás su forma tan directa de hablar, aunque la razón más probable era su mirada tan pulcra, pero a la vez misteriosa..... que parecía traspasarlo y leerlo a la perfección.... sin contar que personalmente la encontraba bonita y encantadora.... ¿Bonita?¿Encantadora?. ¡Por todos los hechiceros que estás pensando! ¡Debe tener la edad de mi hermana!.
Pero no podía evitarlo...... sin planeárselo, todo el cumpleaños la observó por el rabillo del ojo, sorprendiéndose con las extrañas - pero divertidas- musarañas que la rubia hacía para comunicarse con el resto......y sin motivo, se sintió extremadamente desolado cuando ella se despidió al caer la noche.
Durante la semana que permaneció en la madriguera, Luna los visitaba religiosamente cada tarde para tomar el té........momentos que aprovechó para conocerla más a fondo.....
Pudo descubrir que después de todo no era una chica despistada... era madura, inteligente y pura.... pero lo que más intrigaba a Charlie, era que la rubia solía ser una muchacha impredecible, y en cierta medida indomable. Un espíritu libre sin cadenas ni ataduras, que sólo deseaba ser feliz.........
Por primera vez en su vida, se sintió cómodo charlando con otro ser humano.....
Siete días pasaron, y no pudo reprimir la desazón que sintió cuando llegó el día de su regreso a Rumania. Ya se había despedido de todos menos de ella........Despierta, hay ocho años de diferencia... se dijo apenado, deseando que aquel día la joven por lo menos fuera a despedirse de él.
Porque había descubierto algo......
Si existía criatura más bella que un Antipodean Opaleye Neocelandés......
Algo causaba más adrenalina que criar desde pequeño a un Cola de Cuerno Húngaro.....
Y si existía un mejor amigo y compañero de aventuras que el simpático Ridgeback Noruego......
Cuando estuvo a escasos milímetros de tocar el traslador con la punta de sus dedos, una cabellera rubia que corría hacia él lo detuvo, devolviéndole el aire a los pulmones de un solo golpe..... y los latidos a su corazón.
- ¿Luna?
- !Charlie! Que bueno que te alcancé...... ¿Me escribirás? – preguntó ella jadeando, tratando de recuperar la respiración normal.
- Claro.... aunque no tengo mucho tiempo, lo intentaré – prometió con una apagada sonrisa.
- ¿Me esperarás? – preguntó nuevamente la ojiazul, con esperanza marcada en su rostro.
- ¿Esperarte?
- Claro – dijo ella – Yo te esperaré.
- No estoy entendiendo.... – esbozó confundido.

Ella en un movimiento decidido acortó las distancias y posó sus labios en los del pelirrojo, el cual irracionalmente comenzó a responder al instante, colocando sus grandes brazos detrás de su espalda con algo de temor....Era tan pequeña y frágil que podía romperse.....y jamás se permitiría hacerle daño.
Olvidó todo.
Olvidó la diferencias de edad, olvidó las distancias, olvidó lo prohibido del asunto.
Pues su beso era lento y lleno de sentimientos......
Su beso era tierno y sabía a miel.....
Y ese beso podía ser el primero y el último a la misma vez.....
Después de unos minutos, ambos se separaron sonrojados, manteniendo los ojos herméticamente cerrados para tratar de guardar en sus memorias aquel momento de debilidad, en donde ambos confesaron sus más ocultos sentimientos.....
- Cuando pasen un par de años más, la diferencia de edad no les importará – le susurró Luna en la oreja antes de darle un rápido beso en la mejilla y retirarse dando brinquitos como la colegiala que era.

Charlie se rascó la cabeza confundido viendola partir...... pero luego esbozó una amplia sonrisa de oreja a oreja.
Podía entender cualquier raza de dragones......de cualquier origen y nacionalidad....
Pero había algo que se le escapaba de las manos y que quería domar.....
..............La raza Lovegood.






7 comentarios:

lady_danielle | 25 de abril de 2008, 20:40

AMO A CHARLIE

:)

kiss!

xoxo

Mc O | 25 de abril de 2008, 20:51

ta muy re bonito, con tu sello humoristico...super

Karix | 25 de abril de 2008, 21:45

Charlie es .. es...
Me lo imagino taan atractivo...
Que rudo! con los Dragones...
Perdón pero ya babeo...
Quiero a alguien que se interese por la "Raza Karenciana Gonzaliana"
Besos
Me encantó!

La niña de las Estrellas | 26 de abril de 2008, 17:51

OMG, Charlie puede ser muy... sexy. Así como... "yo soy macho y controlo fuertes bestias". Me gustó verlo enfrentado a una niña pequeña y frágil, pero a la vez tan libre.

Me gustó muchooooo!!!

Manara

Fiona | 3 de mayo de 2008, 6:30

charlie es hot ! un infierno! y me encanto la historia sobre todo porque me enoje con JK por dejarlo soltero! bueno conoci el blog por jos black invito al mio es http//fiona-harrypottersmoms.blogspot.com entren no esta tan super como el de uds 1pero bueno se intenta !se intenta
saludos fiona

Carla | 8 de mayo de 2008, 20:04

Feruuu!!
No lo había leído! Me Encanto! te juro que lo amé demasiado, demasiado!
Nunca pensé en esa pareja pro tu fic fue dulce y creíble a la vez, notable!! un 10!

Shey | 6 de junio de 2008, 17:40

El fic esta bello, me gusto mucho Luna y charlie se me hace super tierno